Casa Aneiros Tranquilidad y Encanto de Antaño


Vaya al Contenido

Playa de las Catedrales

Sitios de Interes

No resultan exageradas las distinciones: “la playa más bella de España” o “verdadero prodigio de la naturaleza”. La playa de Las Catedrales, o As Catedrais, que es como se conoce a la Playa de Aguas Santas, según los lugareños, se encuentra dentro del término municipal de Ribadeo en la costa de la provincia de Lucense, a unos seis kilómetros de distancia de Ribadeo, en dirección oeste. Obviamente es así conocida por la caprichosa forma en que el mar y el viento esculpieron la piedra haciendo que algunas de sus paredes parezcan arcos de iglesias. Está declarada Monumento Natural por la Consejería de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia.

Formalmente, la geofísica justifica que las caprichosas formaciones que se contemplan fueron originadas por la fuerza conjunta de la tierra y el mar. Tras el paso de los años, la erosión de las rocas calizas fue modulando en la piedra estas llamativas construcciones. La franja arenosa que forma la playa no es más que el posterior sedimento marino que se ha ido acumulando bajo el acantilado. Durante la marea alta la playa es relativamente pequeña, de fina arena y adecuada para el baño, pero no se aprecian los acantilados, ni tampoco desde la parte superior de los mismos.
En este caso, estas llamativas formas de la naturaleza sólo pueden ser contempladas desde el mar o aprovechando las horas de marea baja, momento en el que el mar deja al descubierto una pequeña parcela de fina arena que permite el paso a pie y su observación. La playa se encuentra a unos veinte metros por debajo del acantilado, y sólo desde el nivel del agua es posible disfrutar de estas caprichosas formas labradas por el mar. Las grades moles rocosas aparentan un laberinto de callejones, arcos, columnas y oquedades que recuerdan otras fastuosas construcciones proyectadas por el hombre, como son las catedrales. La bajamar deja al descubierto un último trecho en el que un impresionante arco de colosales proporciones se deja observar tras haber atravesando un paseo entre columnas naturales que se levantan en medio de la arena y se acaban apoyando en el acantilado.

Para visitar la playa de las Catedrales se ha instalado una pasarela de madera que le permite divisar los puntos más interesantes de la costa. La visita también sorprende, además de por las formas, por el color, la variada vegetación y la fauna. Las estrías provocadas por la erosión son aprovechadas por todo tipo de moluscos para instalarse. Las cavidades en las rocas son el escondite ideal para todo tipo de crustáceos, que conviven con mejillón y el percebe.

PLAYA DE LAS CAREDRALES

Regreso al contenido | Regreso al menu principal